En Pocas Palabras

¿Habrá o no revocación de mandato?

Imagen de spot del Instituto Nacional Electoral sobre la Consulta Popular 2021.

Teresa E. Hernández Bolaños

Los últimos acontecimientos en torno a la revocación de mandato parecen darnos una pista de si finalmente el instrumento de democracia directa de revocación de mandato se ejecutará en México el próximo año. La lista de acontecimientos es larga, primero el Acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral para posponer temporalmente la realización del Proceso de Revocación de Mandato 2021-2022, emitido a mediados del mes de diciembre, inmediatamente después, la controversia presentada por el diputado Sergio Gutiérrez Luna, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el 21 de diciembre, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en contra de la suspensión de la consulta de revocación de mandato, planteada por el INE bajo el argumento de falta de presupuesto.

Hace pocos días hubo un giro por parte de los diputados, y vino el cambio de postura de la directiva, que optó por negarse a continuar con el proceso en contra de los seis consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) que aprobaron el acuerdo de suspensión temporal de la revocación de mandato, en donde se les acusaba de coalición de servidores públicos y abuso de autoridad. Y finalmente, la suspensión indefinida, por parte de la Suprema Corte (SCJN), del Acuerdo del INE de posponer la consulta hasta no contar con los recursos suficientes, ha marcado la más reciente postura.

Ante estos acontecimientos y mientras la Suprema Corte no emita otro resolutivo a favor o en contra del Acuerdo del INE, todo indica que por la parte legal el proceso de revocación se podría dar en las fechas previstas o posteriormente. Aunque hay que tener muy claro, que el INE es la única instancia que por ley constitucional puede ejecutar el proceso. Además de que la Ley Federal de Revocación de Mandato reconoce al Consejo General del INE como máximo órgano de dirección del INE y lo faculta para adoptar las medidas necesarias para hacer efectivas las atribuciones para realizar el proceso de revocación de mandato.  Además, el Consejo General del INE, en su carácter de órgano constitucional autónomo del Estado mexicano, es responsable de realizar y atender la revocación de mandato y posee competencias para tomar decisiones como la de posponer la realización de la revocación de mandato.

Por otro lado, la posibilidad de que finalmente se ejecute este proceso, evidentemente depende de que el 3% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de al menos 17 entidades federativas del país lo soliciten. Según los datos del INE y la lista nominal de poco más de 90 millones, se requieren 2 millones 758 mil 227 firmas de apoyo. Para lo cual el INE abrió una convocatoria del 1 de noviembre al 25 de diciembre para que se presentaran estas firmas, estableció un formato impreso para firmas y una aplicación (App móvil) para la recaudación digital. Para sorpresa de muchos, que ni siquiera se enteraron de la convocatoria del INE, a la cual no se le dio difusión, al parecer el 25 de diciembre, último día de recaudación, llegaron al INE 3 millones de firmas que entregó la organización Que siga la Democracia A.C. Para el INE, según registros del 25 de diciembre, sólo existían 1 millón 80 mil 898 firmas cotejadas en lista nominal, lo que representa un 39. 19% de las casi 3 millones de firmas requeridas, pero aún faltaba el conteo y cotejos de otras tantas. Por su parte, Que siga la Democracia A.C.  y su presidenta, la diputada federal Gabriela Jiménez Godoy, la organización que representa recabó 8.9 millones de firmas, mismas que dijo cumplían con las condiciones legales para ser aprobadas por el INE. Esta organización que promovió en su página oficial la participación de la ciudadanía, parece respaldar el proceso y se prevé que dispute con el INE la validación de al menos 3 millones de firmas.

Si el INE valida y coteja con la lista nominal los 3 millones de firmas y se cumple con al menos 17 estados firmantes, todo indica que la revocación se ejecutará en los tiempos que la Suprema Corte señale, pero si no las valida habrá controversia. Y, ¿Ud. participó en la convocatoria del INE para la revocación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *