Cartas desde la locura

De bote pronto

La reproducción prohibida. (René Magritte.)
“Se oyen pasos de alguien que nunca llega”: Mario Benedetti.

Ramón Martínez de Velasco

@ramavelm

I

“Estimado Fulano de Tal: Si tuvieras que novelar o ensayar sobre un personaje queretano, ¿a quién escogerías? Pregunté y llegaron algunas respuestas”, escribe vía correos electrónicos masivos Julio Figueroa (colaborador del sitio Diálogo Queretano), avecindado en la ciudad capital.

Y al igual que en la serie titulada ‘Cartas desde la cuarentena’ (enlalupa.com), en este juego de emisor-receptor, remitente-destinatario, vuelvo a leer algo así como una ‘Antropología de los habitantes de la ciudad de Querétaro’ para uso personal.

En general, los destinatarios novelarían a personajes ya muertos. De los vivos citados, el péndulo oscila entre ‘gente bien’ y personas ‘de a pie’, como aquel Felipe Mendoza, ‘el patines’, a quien el proponente describe como “un hombre común, que habla a solas y vive de recuerdos. Fue marionetista de joven, tuvo amores y fortuna, y lo perdió todo. Fue traicionado y casi muerto. Con el último aliento ha vuelto a las entrañas de Querétaro y ahí deambula como un temible fantasma casi adorable, sobre unos patines metálicos, lanzando improperios a los gobernantes”.

O Mariano Amaya, “testigo y actor del paso dramático del Querétaro artesanal al Querétaro digital”. O San Francisquito y sus ‘concheros’. O “Ernesto, el bolero del Jardín de la Cruz, quien tenía problemas de lenguaje y no asistió nunca a la escuela”. O ‘el panza’, “quien tenía un local deportivo en el mercado”. O “doña Martha, la señora de las verduras”. O ‘la seño’, “que ayudaba al quehacer de la casa a mi abuela”. O Julio César Cervantes, ‘el diablo’, que “me parece un representante de ese otro Querétaro que se nos olvida que existe: desmadroso, insubordinado, desobediente”.

O “un personaje de mi tierra, que siempre me pareció de novela. Un general fallecido hace pocos años, que me habló sobre la descomposición que estaba avanzando en México y vio venir lo que hoy vemos: ‘Esto se arreglaría fácil. Al mal hay que cortarlo de raíz. Subirlos al avión y llevarlos a alta mar’”.

II

Del lado más, digamos, ilustre, “don Guadalupe Ramírez Álvarez, guadalupano declarado, homosexual de clóset, Caballero de Colón”. O Fernando Ortiz Arana, “inteligente, educado, refinado, cabrón, e incluso matón, según cuentan”.

O el advenedizo Enrique Burgos García, a quien se le atribuye (y él se atribuyó) la creación de la UNAM Juriquilla, lo que es falso de toda falsedad, pues ése proyecto visionario se le debe a dos personajes visionarios: Mariano Palacios Alcocer y el doctor Gabriel Siade Barquet, creador del Consejo de Ciencia y Tecnología en el Estado de Querétaro (hoy sumido en la grisalla).

O “Rogelio Garfias Ruiz y Sergio Arturo Venegas Alarcón, los ‘Carlos Denegri queretanos’ por sus relaciones oscuras prensa-poder”. (“El periodismo de aquella época era, básicamente, una gran porquería. Y el gremio estaba muy envilecido. Ése es el cáncer de la vida pública de México que no ha desaparecido”: Enrique Serna, en Milenio diario.)

III

De bote pronto, yo me incliné por escribir una semblanza, pero contada por ellos mismos, de Jaime Septién Crespo y Víctor Sánchez Bandala, quienes, a mi parecer, abrieron brecha en el periodismo local. (Y, de bote pronto, agregaría a Malena Hernández y Óscar Chacón.)

Un intento así lo hice con otro periodista: Efraín Mendoza Zaragoza (que, quien lo desee, puede leer en: http://dialogoqueretano.com.mx/guerrero-84-norte-1990-1998-direccion-de-el-nuevo-amanecer-de-queretaro-ramavelm-ramon-martinez-de-velasco/).

Epílogo

Buen intento del auto denominado ‘palabrero ambulante’, Julio Figueroa, “un hombre común que habla a solas y vive de recuerdos. Que deambula como un temible fantasma lanzando improperios a los gobernantes”.

¡Salud!

One Response

  1. Don Ramón, es usted pulcro y preciso en la forma de sus textos-ensayos-disparos.
    Aunque a veces, como en este caso, difiero levemente en su propuesta personal.
    Pero este punto no tiene la mayor importancia.
    Gracias por su atención y participación a su manera, naturalmente.
    Graxxx.
    Suyo, su lector asiduo.
    Julio.
    Q, Presidentes, viernes 31-VII-2020.
    –¡Pelas Julio! ¡Todavía vivos! Ay…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *