En Pocas Palabras

Hablemos de violencia: ¿ha disminuido la violencia en México?

Foto: Gobierno de México.

Teresa E. Hernández-Bolaños

El problema de la violencia en todas sus manifestaciones y las víctimas de múltiples delitos (homicidios, feminicidios, lesiones, secuestros, violencia intrafamiliar, violaciones sexuales, maltrato infantil, tráfico de personas, extorsión, etc.) es un problema social que afecta a todos los países. Hay factores de riesgo (pobreza, desigualdades sociales, desempleo, desigualdades de género, rezago educativo, etc.) que aumentan las posibilidades de violencia. Por lo que al ser un problema global de origen multifactorial, la solución no recae exclusivamente en el gobierno y sus cuerpos policiales.

Según información de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la violencia produce 1.4 millones de muertes al año en el mundo, lo que corresponde a más de 3800 muertes al día. Los suicidios y homicidios representan más del 80% de las muertes relacionadas con la violencia. 56% son por suicidios, 33% por lesiones ocasionadas por terceros y 11% como consecuencias de guerra u otras formas de violencia. El 90% de las muertes debidas a la violencia se producen en países de ingresos bajos y medios[1]. Respecto a las mujeres y niños, una de cada tres (35%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida. Un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina. Una de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia. Y se calcula que cada año mueren por homicidio 41 000 menores de 15 años en el mundo[2].

¿Cómo están las cifras en México?. ¿Ha aumentado o disminuido la violencia? La tabla hace referencia al total de víctimas por mes y al acumulado (enero-agosto) de todos los delitos del fuero común. Podemos observar que después de un aumento en el acumulado del 2019 respecto al año anterior 2018, hay una disminución en el 2020, no sólo menor al 2019, sino también por debajo de la cifra del 2018, que podemos observar mejor en el gráfico:

Respecto a los delitos con mayor incidencia y los que han presentado una disminución, los homicidios, la extorsión y los secuestros son los que acumulan más víctimas, de los cuales, los homicidios, secuestros, tráfico de menores, extorsión y trata de personas presentaron una disminución respecto al año anterior 2019. Por lo que, ha habido algunos avances. Esperemos que continúe a la baja y siendo prioridad para el gobierno y la ciudadanía.


[1] https://www.who.int/features/factfiles/violence/es/
[2] https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/child-maltreatment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *