Cartas desde la locura

Tenochtitlan al vapor

Eduardo Matos Moctezuma. Dignidad. Foto: Especial.

Ramón Martínez de Velasco

@ramavelm

“El proyecto restaurador no tiene posibilidad de éxito. López ha llevado al país hacia su Historia de Hadas, que será una tragedia para la población”: Luis Rubio.
I

El del Templo Mayor es el primero de quince absurdos festejos para conmemorar 700 años de la fundación de Tenochtitlan (hoy Ciudad de México) y tejer su muy propia versión de la Historia mexicana.

El arqueólogo y exdirector del Templo Mayor, Eduardo Matos Moctezuma, se negó a asistir y participar en la conmemoración, en protesta.

“Estamos escuchando que hubo una fundación de Tenochtitlan en 1321, con el fin de que coincida con 1521 (caída de Tenochtitlan), 1821 (consumación de la Independencia) y el 2021 (la ‘Cuarta Transformación’). No hay información de que Tenochtitlan haya sido fundada en 1321. Ésa es una manipulación de la historia, que resta seriedad a quienes lo plantean. La mayoría de los datos se inclinan a que en 1325 se habría fundado Tenochtitlan. Ésa manipulación de la historia es peligrosa porque se hace con un fin político”.

El arqueólogo Leonardo López Luján, actual director del Proyecto Templo Mayor, también es claro: “Los arqueólogos somos científicos. No sastres que hagamos fechas a la medida”.

II

Mientras tanto, López y su fanática, la dizque jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, daban rienda suelta a su reality-show frente al Templo Mayor (cuya techumbre colapsó por una granizada, dos días antes), acompañados de la invasora de tierras indígenas y tribales, Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil.

Su reality-show se explica fácil: su dizque ‘Cuarta Transformación’ es el final de un ciclo  y el comienzo de una nueva era.

Toda esta locura -a la que López y Sheinbaum llaman “la fundación lunar de Tenochtitlán”- cuenta con la triste complicidad de Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En palabras de la historiadora María Castañeda de la Paz (UNAM), “la fecha 1321 solamente la cita un cronista francés que nunca estuvo en México”.

“Ningún arqueólogo cita 1321. Esto es un invento del gobierno de la Ciudad de México” (Alejandro Rosas, divulgador de la historia y escritor).

Un capricho nacionalista, como el de los restos de Cuauhtémoc, o el Hombre de Tepexpan, o la Reina Roja de Palenque.

III

La “fundación lunar” de Tenochtitlan es charlatanería.

Una invención populista.

Una imaginería de dimensión astrológica, muy apegada a sectas new age.

A las comunas de Tepoztlán.

Un Tlatoani. Una Tenochca.

Un festejo con chingo de copal y collares de flores coloridas.

El Imperio Azteca y Hawái unidos por el Águila Emplumada.

Epílogo

Hongos, ácido, mota.

Quién se mocha.

One Response

  1. Tan sarcástico y demoledor como siempre Ramón, pero tan bien estructurado el discurso narrativo que, como ya es habitual, terminas de manera original y atractiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *