Querétaro

Políticos del PAN y PRI viajan y posan en Tulum en plena pandemia

Juliana Rosario Hernández Quintanar y María Cristina Álvarez Hernández, funcionarias municipales de Querétaro, posan con el diputado federal panista: Felipe Fernando Macías Olvera. Foto: Especial.
  • Mientras tanto el gobierno de Querétaro aprobó sanciones de hasta 43 mil pesos para los comerciantes que cierren su negocio después de las 8 de la noche.

Redacción  

Querétaro Qro.- El diputado federal panista de Querétaro, Felipe Fernando Macías Olvera “Felifer” y la regidora priista de Pedro Escobedo, Emma Laura Landeros Vega, viajaron a Tulum, Quintana Roo, pese a la pandemia del Covid-19.  

El diputado federal ha criticado al gobierno federal por el manejo de la pandemia, e incluso, hace exhortos a la ciudadanía, porque asegura que mientras no tomen medidas extremas los contagios continuarán.  

“Aquí hay un exhorto a la gente muy puntual: pensemos en todas las personas que viven al día, que tienen sus comercios que hoy están muy asfixiados, pensemos en todas aquellas personas que están siendo más golpeadas por esta pandemia”, soltó el diputado hace unos meses.  

Sin embargo, el legislador del PAN y la regidora del PRI aparecieron en fotos, el 29 de diciembre, en Tulum, en la costa de mar caribe, junto a dos funcionarias del gobierno municipal de Querétaro, que encabeza el panista, Luis Bernardo Nava Guerrero.  

Las funcionarias públicas son: María Cristina Álvarez Hernández, secretaria técnica en la Secretaría Delegacional, y Juliana Rosario Hernández Quintanar, coordinadora de Asuntos de Gobierno en la capital queretana, donde su jefe el alcalde, esto dice a la ciudadanía:  

“Mientras haya algunos que sigan sin cumplir su responsabilidad, respetar las medidas de sanidad, más tiempo tardaremos todos en salir de la contingencia (…). La irresponsabilidad de unos afecta a todos”.  

Ambas funcionarias del gobierno de la capital de Querétaro, aparecen abrazando al diputado federal, en una fotografía donde se ve el fondo del mar caribe, mientras en otra foto aparecen frente a una palmera.  

En otra de las varias fotografías que hicieron públicas, se ve a las dos funcionarias de Querétaro posar junto a la regidora del PRI del municipio de Pedro Escobedo, Emma Laura Landeros Vega, todas en traje de baño, con sus pies entre la arena de la playa.

María Cristina Álvarez Hernández y Juliana Rosario Hernández Quintanar, funcionarias municipales, posan con la regidora priista Emma Laura Landeros Vega. Foto: Especial

Tras publicarse las imágenes en algunos medios de comunicación, el 29 de diciembre, el legislador federal, la regidora y las funcionarias municipales, no han realizado pronunciamiento alguno sobre las críticas de la ciudadanía.  

“Así de cínicos e irresponsables estos disque (sic) representantes populares, que lo único que demuestras (sic) es su condición de parásitos sociales y vividores de la politiquería. Su actitud perversa y abusiva es totalmente reprobable”, escribió Miguel Ángel García, uno de muchos usuarios de Facebook que los han cuestionado.  

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, anunció 9 días antes de que el diputado, la regidora y las funcionarias aparecieran en la playa, medidas más restrictivas para la población y les pidió quedarse en casa, bajo la advertencia que de lo contrario se regresará al confinamiento total.  

“Mi llamado es a que te quedes en casa, comienza este fin de semana, en Querétaro podemos evitar el cierre total si todos hacemos caso a este llamado, toma conciencia”, afirmó el gobernador, Francisco Domínguez Servién, en el mensaje a la ciudadanía.  

Otra usuaria de Facebook, Gabriela Rueda, cuestionó la incongruencia de los políticos de Querétaro: “Sin duda, los políticos, enseñando el doble discurso, como siempre lo han hecho”.  

En Querétaro no es el primer caso de políticos que piden a la ciudadanía quedarse en casa o evitar todo tipo de reuniones, pero que hacen lo contrario.  

El propio gobernador, el panista, Francisco Domínguez Servién, fue el primero en poner el ejemplo al hacer una carne asada en junio, mientras le pedía a la gente evitar cualquiera reunión sin importar el motivo.  

“Ayer aprovechamos para apoyar a un negocio local y comer junto a algunos trabajadores. No fue una reunión social ni numerosa”, se justificó.  

En Querétaro también fue criticado el exgobernador priista, José Eduardo Calzada Rovirosa, por organizar una fiesta con motivo de la boda de su hija, a la que habrían asistido cientos de invitados que no usaron cubre bocas en la actividad masiva.  

Multas a la gente

El Congreso con mayoría panista aprobó reformas al Código Penal que incluye multas, de hasta 43 mil pesos, para aquellas personas que no acaten las medidas sanitarias.  

De acuerdo con la modificación al artículo 286, se impone “prisión de 3 a 5 años de prisión y hasta 500 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización de multa”, por desobedecer “medidas de seguridad sanitaria o de protección civil que se hubiesen decretado por la autoridad competente, durante una emergencia sanitaria”.   

De igual forma, modificaron el artículo 303 que establece una pena de “1 a 5 años de prisión y hasta seis meses de trabajo a favor de la comunidad” por el quebrantamiento de medidas de seguridad sanitaria decretadas por autoridad competente.  

La Unidad de Medida y Actualización (UMA) equivale a 86.88 pesos, según el valor que aún está vigente y que difunde el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por lo que las multas que aprobaron los legisladores locales en Querétaro ascienden a los 43 mil 440 pesos.  

A la par, el gobierno del estado, que encabeza el panista, Francisco Domínguez, publicó un decreto donde establece como medidas sanitarias el uso obligatorio del cubreboca, así como cumplir con horarios y aforos en establecimientos comerciales.   

Entre las nuevas medidas restrictivas están el cierre de negocios, considerados no esenciales, como centros comerciales, de comercio en general a las 5 de la tarde.   

En el caso de tiendas de supermercado y tiendas de conveniencia, el cierre debe de ser a las 8 de la noche.   

El gobierno estatal también limitó la actividad en restaurantes y cafeterías, con el cierre a las 8 de la noche, con la mitad de ocupación y con el cierre al público los domingos.  

También prohibió la actividad en centros de entretenimiento como casinos, bares, cantinas, cines, teatros o museos y suspendió la venta de bebidas alcohólicas los sábados y domingos.  

Con anterioridad a la aplicación de estas sanciones, policías de Querétaro fueron captados forcejeando con una anciana por no usar cubrebocas, lo que fue registrado en video.

*Con información de Voz Imparcial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *