Mujer de la sospecha

Menos publicidad con despensas y más intervención social

Foto: Poder Ejecutivo de Querétaro.

Yezica Montero Juárez*

Nos encontramos en la tercera fase de la contingencia previsto por la Jornada Nacional de la “Sana distancia”. El pasado 2 de mayo, el gobernador Francisco Domínguez anunció reforzamiento de medidas, entre las cuales se les otorga mayores facultades a los elementos de seguridad policial para contener el tránsito y movilidad de los ciudadanos.

Las campañas sobre difusión, prevención y contención de la COVID-19 han saturados todos los medios de comunicación posibles. Hasta el cansancio se nos ha advertido sobre el no salir de casa, salvo por casos sumamente necesarios. Los comercios se han manejado bajo el concepto dicotómico entre lo “esencial y lo no esencial”. Los programas emergentes de rescate y apoyo a los pequeños comerciantes, no se comprenden al cien por ciento:

Mientras tanto; funcionarios públicos escogidos por la voluntad democrática, y algún colado, como lo son algunos presidentes municipales y diputados locales; han osado de encontrar en este espacio de emergencia mundial, el posarse “así como que no se dan cuenta”, ante las cámaras y reflectores, mostrándose cómo a pesar del posible contagio, salen valientes ante la población a entregar despensas de productos básicos. En sus ansias por apelar a la ingenuidad de la población, de antemano debemos reflexionar que todos, absolutamente todos los apoyos emergentes por la contingencia, son nuestros impuestos haciendo su trabajo.

Aún no hay certeza de cuándo se reanudarán actividades “normales”. Recordemos que México no se gobierna solo, y que más allá de lo que establezca el concepto de Soberanía Nacional, en el marco del Sistema-Mundo, México depende de la hegemonía para su toma de decisiones.

Espero, con ansías que los gobiernos, no sólo estén preocupados por hacer campañas mediáticas con apoyos en necesidades básicas, si no que, se encuentren o ya tengan en revisión planes de modelos de intervención social en crisis. Pues las manifestaciones ciudadanas ya están en puerta, como el caso lamentable del Hospital Las Américas en Ecatepec. Es fundamental, generar marcos de contención social, no sólo desde el marco punitivo policial, si no, integrar las perspectivas que brindan la Psicología Social, la Antropología, el Trabajo Social, la Sociología y demás Ciencias Sociales que tienen los modelos teóricos para entender e intervenir ante situaciones de emergencia social. Sería un fallo enorme, que la Teoría Social no se lleve a la práctica.

*Antropóloga social.

Correo electrónico:monteroyezica@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *