Videos

Marcos Aguilar Vega y las paradas tipo Dubái en Querétaro

  • El exalcalde de Querétaro y actual vocero del Comité Nacional del PAN, fue el principal autor de un programa de paraderos de autobús que –pese a reportar que costaron 33 millones de pesos en una primera etapa–, en solo 4 años terminaron abandonados, incluso, algunos son refugio de indigentes.

Redacción

Querétaro, Qro.- Hace apenas 4 años reportaron un gasto de 33 millones de pesos, en 13 paraderos de autobús, pero ahora, algunos ya no tienen luz, todos carecen de pantallas informativas.

Prácticamente los tienen en el abandono.

Incluso, ya son el refugio de personas indigentes.

El entonces alcalde de Querétaro, el panista Marcos Aguilar Vega, quien es actualmente el vocero del Comité Nacional del PAN, así anunció los paraderos que, decía, serían tipo Dubái:

“Cada una de estas paradas contará con una red de wifi gratuita, aire acondicionado, dispositivos de video vigilancia, elementos de apoyos isquiáticos para personas con discapacidad o de la tercera edad y pantallas informativas. Estas paradas serán de primer mundo”, aseguró Aguilar Vega.

Desde el principio, los paraderos fueron muy poco utilizados, porque desde adentro, dijeron, no alcanzan a ver el número de su ruta de transporte público.

“No se ve qué ruta viene, desde que estuvieron puestas estas paradas, no fue lo correcto”, afirmó una mujer usuaria del transporte público.

Una estudiante coincidió: “Adentro no se pueden ver bien las rutas”.

“Tengo que salir a asomarme a cada rato para ver si es la ruta que estoy esperando”, comentó otra mujer usuaria del servicio de transporte público colectivo urbano en Querétaro.

Pero ahora la gente los evita por considerarlos inseguros.

“Ya allí no me da confianza en la noche, ya no, te da miedo, luego ya hay veces que ya luego no hay gente y dices: ‘pues estarse uno adentro allí, no'”, compartió una mujer sobre uno de los paraderos que no tiene iluminación.

Otra usuaria dijo: “Yo vengo con mis niños y la verdad sí, sí, mire, aquí están sentados y debe de haber luz porque si se da cuenta, ahí está una persona ahí y yo sí estoy así como con desconfianza de que estén aquí sentados, que los vayan a jalar para acá”.

En algunos paraderos se llevaron hasta las cámaras de vigilancia. En ninguno funciona el aire acondicionado: Una realidad muy diferente al discurso de funcionarios panistas en la inauguración.

“La verdad, ¡impresionado!”, expresó el panista Luis Antonio Zapata Guerrero, entonces diputado presidente de la Comisión de Movilidad del Congreso de Querétaro.

“Se impresionan de algo que realmente ellos no utilizan”, comentó una usuaria del transporte público.

Otra mujer usuaria consideró: “Ellos realmente no conocen cuál es el transporte público (…) No saben que lo que hicieron pues no sirvió para nada”.

Zapata Guerrero, que hoy es diputado del PAN, añadió en su discurso de aquel momento cuando fue entregada una de las paradas tipo Dubái: “Todos los queretanos tenemos que decir gracias porque de una manera importante y trascendente recibimos el trato de personas, recibimos el trato de ser humano”.

“No, pues, ¿gracias en qué?, pues no nos está ayudando en nada, simplemente pues es algo ahí tirado”, opinó un usuario.

“Le damos dignidad a la movilidad, le damos dignidad a la espera del transporte público, le damos dignidad a nuestro tiempo”, dijo también Luis Antonio Zapata Guerrero el 25 de agosto de 2018, el día de la entrega de una de las paradas.

“A nosotros no nos ayuda en nada porque, al contrario, se hace más relajo, porque no funcionan estas cosas”.

Una mujer usuaria del transporte repuso: “Haría más digno el que se estuviera cubriendo bien las necesidades de tiempo y unidades”.

En los paraderos se siente más calor dentro que fuera.

“El clima, estando afuerita que el aire pegue mejor, estando afuera que adentro, porque uno se acalora también más (…) En vez de poner banquitas, como que pusieron algo para poner un letrero y yo digo que sí es un poco incómodo estar sentado en una contraesquina”, describió un joven usuario.

“Pues en primera no hay bancas suficientes”, señaló otra usuaria.

El entonces alcalde de Querétaro, decía: “Esta es una primera etapa, el ideal será tener 60 de estas paradas en la ciudad, que son responsabilidad obviamente del gobierno municipal de Querétaro”.

Pero tras el fracaso de los paraderos, ahora responsabilizó a las autoridades del transporte de aquel momento:

“En aquel momento el Instituto Queretano del Transporte tenía la responsabilidad de instruir y obligar a los choferes o los conductores de las unidades de transporte público para que la parada se realizara justamente en estas paradas tipo Dubái. Sin embargo, esto no sucedió y eso pues impidió que la mayoría de ellas no se utilizaran de la forma en la que fueron planeadas y acordadas con el Instituto Queretano del Transporte”, dijo el exalcalde y actual vocero del Comité Nacional del PAN, Marcos Aguilar Vega.

El actual director del Transporte, otro panista, designado por el gobernador, negó alguna responsabilidad:

“Es infraestructura, es inversión, que se realizó desde el municipio y es una infraestructura que le corresponde al municipio, ¿no?, esa, así como esa y cualquier otra parada que esté sobre la vía pública, ¿no?”.

Cuatro años después, el ahora exalcalde insistió en haber pagado 33 millones por 13 paraderos “tipo Dubái”.

  • “Se construyeron 13 de estas paradas”, dijo Marcos Aguilar Vega.
  • “¿13 construidas?”, se le preguntó.
  • “Así es”, fue su respuesta.

Pero en el actual gobierno municipal confirmaron la existencia de 11 paraderos y no de 13.

Y pese a que el alcalde, Luis Bernardo Nava Guerrero, sucesor de Aguilar Vega, ha reiterado: “No he sido, ni soy ni seré tapadera de nadie”, ha respetado un contrato que fue otorgado, por un periodo de 20 años , a la empresa privada Compromiso Mexicano Comercial, S.A. de C.V., para que hiciera de los paraderos un negocio de publicidad.

Según el Ayuntamiento, ceder su responsabilidad de la operación, administración, mantenimiento y vigilancia de los paraderos, fue derivado del ahorro que se obtendría.

Además, la empresa cedería sin costo, un 15% de los espacios publicitarios, que el alcalde, Luis Nava, utilizó para difundir su imagen en su pasado informe de gobierno.

Pero los resultados están a la vista…

“Para nada sirvieron, ahí están todas desmanteladas, ya se robaron puertas, rompieron vidrios y fue un gasto infructuoso, no las supieron hacer, como muchas otras cosas”, lamentó un usuario del transporte público.

Otra persona que fue consultada mientras esperaba su autobús, opinó: “Esto lo hacen para engañar al pueblo que meten dinero, cuando es dinero de nosotros mismos, y dinero que, así lo digo con todas las palabras, dinero que se roban”.

“Estamos sujetos a sus ocurrencias o caprichos y también yo creo que estamos sujetos a sus negocios”, consideró otro usuario.

Una mujer usuaria del transporte público dijo: “Pues ahora a ver cómo nos va con la obra de aquí, de 5 de Febrero, que promete mucho, pero ahorita por lo pronto genera mucho caos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *