En Pocas Palabras

¿La reforma eléctrica en contra de las energías limpias?

Foto: Comisión Federal de Electricidad.

Teresa E. Hernández- Bolaños

Las recientes declaraciones del embajador de los Estados Unidos en México, Ken Salazar, en torno a la reforma eléctrica y las energías limpias; así como la visita del enviado especial de los Estados Unidos para el clima, John Kerry, quien dejó claro que lo Estados Unidos esperan que la reforma eléctrica que aún se discute no afecte el T-MEC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá), avivan la polémica sobre la reforma eléctrica y el impacto que ésta tendría, de ser aprobada, en la transición a energías limpias y renovables; ya que, al parecer la oposición y algunos sectores consideran, como el embajador de los Estados Unidos, que la reforma eléctrica  promueve “el uso de tecnologías más sucias, anticuadas y caras”. No olvidemos que la oposición parlamentaria, desde la aprobación de la Ley de la Industria Eléctrica, aprobada en marzo del año pasado, a través del grupo parlamentario del PRI habían presentado una Moción Suspensiva argumentando que la ley debía regresarse a la Comisión de Energía para su revisión ya que era inconstitucional y de aprobarse afectaría gravemente a los acuerdos firmados, se habló de violentar tratados internacionales y contravenir al T-MEC, lo que le costaría a México pagar compensaciones millonarias a inversionistas privados.

Por su parte, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sostuvo que la reforma eléctrica, de ser aprobada, violaría el T-MEC. En un comunicado el IMCO concluyó que la reforma eléctrica generará obstáculos para el aprovechamiento del T-MEC, ya que genera conflictos con sus disposiciones, afecta el mercado energético regional y al nacional impactando a los exportadores, así como, afectaría a México en tanto le restaría atractivo como alternativa de inversión extranjera frente a China. Respecto a las energías limpias, el Instituto sostuvo que la reforma energética tendría impactos nocivos en materia de Estado de Derecho, el manejo sustentable de la economía y el cuidado del medio ambiente. Las afirmaciones del IMCO fueron desmentidas por el abogado general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Raúl Jiménez Vázquez, quien explicó que al firmar el T-MEC México se reservó el derecho soberano de reformar su Constitución y legislación interna en materia de energía, y, explica, por esa razón este sector estratégico quedó fuera del tratado.

De ahí que, si bien Kerry instó al presidente y su gobierno a garantizar que los cambios en el sector eléctrico (reforma eléctrica) no infrinjan o actúen como un obstáculo para el T-MEC ni para un mercado abierto y competitivo, también se mostró respetuoso de las decisiones internas de hacer cambios en el sector eléctrico, así como de la soberanía mexicana en esta materia; lo que no impidió que se establecieran acuerdo en materia energética entre ambos países, que permitan “avanzar juntos en el despliegue de energías limpias”. Por su parte Kerry aseguró que los Estados Unidos está dispuesto a ser “lo más útil posible” ofreciendo financiamiento y ayuda tecnológica para acelerar los esfuerzos de México en su transición al uso de energías limpias y renovables.

Con el encuentro y los acuerdos con el enviado especial de los Estados Unidos para el clima, parece más claro que la reforma eléctrica no debería contravenir los avances hacia una transición al uso de energías limpias, recordemos que la reforma otorga protagonismo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quien no se ha quedado atrás en este tema y recientemente obtuvo su primer bono sustentable por mil 750 millones de dólares, el más grande de un corporativo en América Latina, dada la naturaleza del bono la CFE se compromete a utilizar los recursos otorgados al financiamiento de inversión y actividades de energías renovables, acelerar la transición energética, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, entre otros. El bono está dividido en dos tramos, uno se vence en 2029 y el otro en 2052. Con lo que, estos avances parecen dejar sin argumento la crítica que hace unas semanas el excandidato a la presidencia por el pan, Ricardo Anaya, hiciera al presidente al sostener que el futuro está en las energías limpias y el presidente no lo entiende.

Pero, como siempre, la mejor opinión es la de Ud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *