Reflexiones

Reflexión sobre la pandemia de la mentira

El filósofo Friedrich Nietzsche. Imagen: Especial.
“Lo que más me molestó no es que me hayas mentido sino que, de aquí en adelante, no podré creer en ti”: Nietzsche.

Julio Díaz Reyes*

Reflexionar sobre la actividad social no solo en México, sino en el mundo por la pandemia COVID-19. Para reconocer que en nuestro país la obnubilación de una porción de nuestra sociedad, formada por ciudadanos confundidos, entre quienes hay ideólogos, políticos, empresarios, actores, columnistas y comunicadores de medios de todo tipo. Quienes guiados por intereses particulares, miran en sus opiniones y editoriales, críticas distorsionadas de la realidad, sin propuestas ni acciones que favorezcan la fortaleza de la resiliencia del tejido social.

En la antigua Grecia surgieron los sofistas, un grupo de intelectuales, sabios de profesión, como Protágoras, Gorgias, Pródico y otros, quienes poseían gran dote de retórica y de dialéctica. Su finalidad intelectual no era la búsqueda de la verdad, sino lograr un alto prestigio entre sus discípulos y oyentes, obtener jerarquía política, social y monetaria. Hoy medran por doquier.

Reflexionar en que debemos aceptar con tolerancia, la conducta de nuestros análogos ciudadanos, pero solamente al grado de que no nos dañen sus actos, respetando sus condiciones de raza, creencias, nivel académico o estatus económico. Pero que la mentira mezquina, tendenciosa, inducida solamente para generar la confusión de dialogo social, debemos rechazarla, pues ésta nos conduce al abismo social, del desacuerdo sinrazón.

Quienes se escudan en la impersonalidad o en lo subjetivo, de las redes y los editoriales. Quienes atentan en contra de todo el país como si fueran los dueños de todos los mexicanos, mostrando interés obsesivo irracional, en sus críticas y opiniones. Tal parece que disfrutarían ver al país derrotado, sumido en el fracaso. Algunos cuestionamientos naturales y lógicos, pudieran ser ¿y luego? ¿Cuál es la propuesta? ¿Cuál es el compromiso? ¿Cómo lo harían?

Reflexionar en la información veraz, para conocer los hechos reales. Para discernir, entre la información y noticias que nos inducen subliminalmente con sofismas y la información que nos ilustre con el valor agregado de la crítica propositiva, no así con montajes de viles mentiras.

Reflexionar en que el fracaso del país nos atañe a todos. Y que para corregir el derrotero del país, se requiere la solidaridad de todos, respetando a nuestras autoridades y al resto de la sociedad. Ya llegaran las oportunidades de la participación y compromiso políticos sociales.

*Expresidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (Fecapeq).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *