Querétaro Videos

Lo operan, se complica e intentan atribuir su muerte a Covid 19

Foto: Libertad de Palabra.
  • Gracias a un amparo, el IMSS tuvo que mostrar una prueba negativa al coronavirus.

Redacción

Querétaro, Qro.– Tras ser operado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Querétaro, el señor José Antonio Almaraz Romero presentó complicaciones de salud que derivaron en su muerte, pero a su familia le aseguraron que falleció por Covid-19.

“No aguantaba el dolor. Le traíamos doctores aquí, a que lo estuvieran checando. Trajimos a una persona a que le sacara una radiografía y dijeron que estuvo muy mal hecha la operación, que le pusieron una prótesis del 4 y él era del 7, por estar muy grande, y le estaba lastimando mucho”, narró su esposa, María Elena Lázaro Meza, quien recordó que, luego de sufrir una caída, su esposo fue intervenido a finales de junio.

En el IMSS le programaron una nueva cirugía para este 12 de agosto, pero José Antonio, un policía judicial jubilado de 73 años de edad, ya no resistió.

El sábado 08 de agosto su viuda e hijo notaron que su presión y su temperatura estaban bajas, por lo que lo llevaron a la Clínica 9 del Seguro Social, ubicada al poniente de la ciudad.

“¡Estaba muy frío, muy helado!, y oí perfectamente cuando (la doctora) le dijo: ‘¿Temperatura?’. ‘No trae temperatura’ (contestó la enfermera). Entonces la doctora me empezó a hacer preguntas: ‘¿Ha tenido dolor de cabeza?’. No. ‘¿Ha tenido secreciones por nariz, boca?’. No. ‘¿Diarrea?’. No, ni malestar de garganta ni dolor de cabeza ni fiebre, nunca había tenido”, relató su viuda María Elena.

Lo operan, se complica e intentan atribuir su muerte a Covid-19

Lo operan, se complica e intentan atribuir su muerte a Covid-19Gracias a un amparo, el IMSS tuvo que mostrar una prueba negativa al coronavirus.

Posted by Libertad De Palabra on Thursday, August 13, 2020

El personal médico de la Clínica 9 del IMSS decidió enviarlos al Hospital General Regional Número 2 –donde atienden a pacientes Covid-19–, diciéndoles que ahí le realizaran una tomografía al señor José Antonio.

“Todavía lo vi que tenía los ojos abiertos y lo pasaron, antes dijeron: ‘¿Usted autoriza para que se le entube?’; le dije: ‘dígame, ¿para qué o por qué?’; ‘porque no puede respirar bien, es una máquina que le ayuda a respirar’; le dije: ‘pues si no hay otro remedio’; dice: ‘¿pues que no le han dicho?, es que aquí lo mandaron por Covid’; ‘¡no!’, le digo, ‘mi esposo no tiene Covid’, y ya de ratito salió otra doctora y dice: ‘¿sabe qué?, ya entró en paro, pero estamos tratando de reanimarlo’. Y como a la media hora regresó otra vez, dijo: ‘ya no lo pudimos sacar del paro, señora, ya falleció'”.

“Para que me lo normalizaran, lo llevé, no para que… si supiera que se iba a morir, lo hubiera dejado aquí (en mi casa)”, agregó la señora María Elena.

En el primer certificado de defunción, el personal del IMSS escribió que una de las causas de la muerte fue “Probable SARS-CoV-2”, el virus causante de Covid-19.

Ante la falta de certeza en el diagnóstico, los familiares tramitaron un amparo para esclarecer las causas del fallecimiento y recuperar el cuerpo de su ser querido.

“Si ustedes no firman la constancia o certificado, pues no se les puede entregar el cuerpo”, recordó, Brenda Almaraz Lázaro, su hija, que eso les dijo personal del IMSS.

Por una medida del gobierno estatal, que encabeza el panista Francisco Domínguez Servién, se ordena incinerar los cuerpos de las personas que fallezcan por Covid-19.

“No hay ninguna prueba, donde se diga que, con certeza, sí tenía ese padecimiento”, precisó el abogado Alejandro Reséndiz.

Tras la medida legal, el personal del IMSS aplicó una prueba al cuerpo, misma que resultó negativa al virus, y rectificó que el señor Almaraz Romero no falleció por esa causa.

La familia logró recuperar el cuerpo para velarlo y enterrarlo. La señora María Elena relató que el deseo que su esposo le confió a ella y a sus hijos es que, cuando falleciera, no lo incineraran.

Libertad de Palabra solicitó al personal del área de comunicación social del IMSS incluir la versión de lo que ocurrió con el señor José Antonio Almaraz Romero, pero enviaron una tarjeta informativa en la que aseguraron:

“El personal de dicho nosocomio (Hospital General Regional No.2) ha cumplido en todo momento con los lineamientos sobre casos probables o confirmados de SARS-CoV2”.

También fue solicitado a personal del Gobierno Estatal de Querétaro abundar en la medida de incineración de personas fallecidas de Covid-19, pero no fue posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *