Testigo Ocular

Panistas pedían renuncia de López-Gatell y la OMS lo convoca

Eric Pacheco

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, fue invitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para participar en el grupo del Reglamento Sanitario Internacional, informó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“… es un reconocimiento bien merecido al doctor Hugo López-Gatell, entonces ahí vamos enfrentando la pandemia”.

Se trata de un instrumento jurídico internacional de carácter vinculante para 194 países, entre ellos, todos los Estados Miembros de la OMS, con el objetivo de ayudar a la comunidad internacional.

“La encomienda es una gran responsabilidad porque obviamente tiene que ver en el contexto de esta pandemia, en su momento, anticipo que, entre las ocupaciones que habrá, será el análisis de toda la respuesta y para obtener lecciones aprendidas útiles, no solamente para México, sino para todo el mundo”, dijo el doctor López-Gatell.

La invitación de la OMS reafirma un acierto del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el poner en manos de gente experta en el manejo de la pandemia, como lo es el doctor Hugo López-Gatell, quien encabeza al equipo que combate la Covid-19 en México.

Esta decisión del presidente, podría parecer cosa menor, pero no lo es, resulta clave tener gente preparada, como lo ha demostrado el epidemiólogo, pero también hay que decirlo, es importante tener políticos que les escuchen.

Basta voltear a ver al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por ejemplo, negado a escuchar las recomendaciones de los especialistas, así como advertir la triste repercusión para ese país, donde ya suman más de 22 mil muertos por Covid-19.

Por eso, que AMLO haya decidido ceder espacio a quienes saben, e incluso, dar foro a los especialistas para que hablaran directamente a la población, son buenas prácticas, en una pandemia, que se deben reconocer y alentar.

Sobre todo, cuando es sabido que tenemos un presidente que mediáticamente le gusta ir a todas, pero que esta vez, como lo hemos comentado con anterioridad, cedió en gran medida las riendas a los expertos.

“Tomamos la decisión de dejar este asunto de salud pública, en manos de técnicos, de médicos, de científicos, porque si se deja en manos de políticos y de politiqueros que es lo peor, entonces se altera todo. Esa es otra epidemia”, afirmó AMLO desde el inicio de la pandemia.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la postura del PAN? ¿De sus opositores? Referiré tres momentos muy ilustrativos:

Marzo

Desde mediados de marzo, se propagó la percepción de que no se hacía nada a nivel federal, pese a que López Obrador era insistente en que seguía las indicaciones de los expertos y López-Gatell, a su vez, sostenía que no era el momento clave para llamar a quedarse en casa.

En Querétaro el mandatario, el panista Francisco Domínguez Servién, adelantó algunas medidas de aislamiento social e incorporó a su discurso el ir “un paso adelante”, aumentando la percepción de que a nivel nacional no se actuaba como a nivel local.

Esa narrativa tuvo eco en los medios locales, que este año disfrutan del 85% de incremento de publicidad oficial en Querétaro, en total 283 millones 562 mil 598 pesos.

“… el gobierno del estado cerró la economía un mes antes de lo que recomendaban las autoridades federales, lo que ocasionó que cientos de negocios quebraran, así como el despido de miles de personas, con estas nuevas medidas no tengan duda, la situación económica será mucho peor”, le ha criticado el senador Juan José Jiménez Yáñez, quien le ha exhortado a coordinarse con el gobierno federal, pero su voz es retomada poco en medios locales.

Lo ocurrido en Querétaro, no sólo ha exhibido una especie de competencia, desde el inicio, en torno a la pandemia, a la que el Partido Acción Nacional (PAN) a nivel local se sumó con un spot en el que presumían que Querétaro iba antes que la federación.

“Antes que ningún otro estado e incluso antes que la Federación, el Gobierno Estatal de Querétaro acondicionó el Hospital General para recibir a los pacientes por Covid-19”, destacó el PAN en sus spots que difundieron de manera institucional.

Incluso en fechas recientes el dirigente nacional, Marko Cortés, en esa misma lógica de competencia, llegó a afirmar el 14 de mayo, que los estados gobernados por panistas “hay menos tasa de contagios, de letalidad y menor pérdida de empleos”.

Sin embargo, los datos del fin de semana ubicaron a Querétaro en sexto lugar, en cuanto tiene que ver con la tasa de incidencia de casos activos de Covid-19 por entidad federativa.

Lo anterior pese a las medidas restrictivas impulsadas por el grupo del PAN en el Congreso Local, que derivaron en retenes y otras medidas coercitivas del gobierno estatal para que la gente se quede en casa, distinto también a la postura del gobierno federal.

Abril

Y si en marzo se cuestionó la no acción del gobierno federal y del funcionario responsable de conducir el combate contra la enfermedad de Covid-19, en abril aumentó la intensidad.

Desde la cámara de diputados decían que el funcionario federal, Hugo López-Gatell, ya no tenía credibilidad por reconocer que la cifra de contagiados podía ser mayor y que, por tanto, el que debía informar era AMLO.

Lo anterior al cuestionar el modelo Centinela y la aplicación de un número reducido de pruebas, modelo que el propio López-Gatell explicó con amplitud, al exponer que la vigilancia epidemiológica no consiste únicamente en aplicar pruebas.

Mayo

Finalmente, en mayo, desde el Senado, donde el coordinador del grupo del PAN es Mauricio Kuri González, senador por Querétaro, de plano solicitaron que el funcionario debía de renunciar.

La senadora queretana, Guadalupe Murguía Gutiérrez, compañera de fórmula del coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri González, así lo comunicó:

“Hay la convicción de que deben de renunciar para dejar el puesto a otros que puedan llevar a cabo un mejor desempeño…”, dijo cuándo le fue solicitado fijar la postura del Grupo Parlamentario del PAN.

Por ello, ahora ante la invitación del doctor Hugo López-Gatell a participar dentro de las personas expertas de la OMS, las críticas de sus opositores en cuanto a su falta de capacidad, son un chiste que se cuenta solo.

Pues si bien el funcionario no es infalible, ha habido cuestionamientos que el propio subsecretario recibe de manera positiva, al advertir que el país está en un momento de tensiones y todas las opiniones son válidas, incluso las desinformadas.

Sin embargo, pensar en su renuncia es un despropósito por donde se vea. Insisto, ojalá la oposición eleve su nivel de cuestionamientos al gobierno de López Obrador y se propongan conquistar la simpatía de la gente, al ofrecer mejores opciones para México y no, necesariamente, vean como única opción que a México le vaya mal.

One Response

  1. Cómo ex trabajador de panistas y priístas ,sabemos perfectamente que cuando a México le va mal ,a ellos les va bien .
    Venden en dólares y pagan en pesos y se les permite ser empresarios_legisladores.
    “La Iglesia en manos de Luthero”
    Y claro ” lo que para unos es bueno ,para otros es necesariamente MALO .
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *